¿Por qué mi perro no quiere comer? Publicado el 11/07/2017


Hay una variedad de razones por las que los perritos dejan de comer. Esto puede llegar a ser ser muy angustiante para los dueños. Es muy importante determinar la causa para poder encontrar la mejor solución. Al igual que en las personas, hay una variedad de razones que los perros podrían negarse a comer.


Entre las razones que podemos encontrar están:

1. ¿Cómo juzgas su alimentación?

Lo primero que debes tener en cuenta es cómo juzgas la alimentación de tu perro. Si estás preocupado porque tu peludo no está comiendo tanto como otros perros o como las pautas indicadas en el costal del alimento, recuerda que éstos son solamente promedios. Muchos perros sanos comen sólo 70% a 80% de la cantidad indicada en el costal.


2. Enfermedad

Una disminución del apetito en los perros es a menudo un signo de enfermedad. Aunque una pérdida de apetito en los perros no indica necesariamente enfermedad grave, la atención veterinaria es de extrema importancia ya que una enfermedad puede incluir cáncer, varias infecciones, dolor, problemas hepáticos e insuficiencia renal.


3. Enfermedad dental

Muchas veces con el tiempo el descuido de los dientes puede llevar a causar graves problemas. Muchas veces el dolor es tan intenso que prefieren dejar de comer. Asegúrate de revisar si tiene algún diente roto o suelto, gingivitis severa o incluso un tumor oral. Recuerda que esto es prevenible al utilizar premios y cepillos especiales para perro que ayudan a limpiar sus dientes y mantener su boca sana.


4. Edad de tu perrito

Los perros dejan de ser adultos entre los 5 y los 9 años (dependiendo de la raza) para convertirse en adultos mayores. Al cambiar de etapa de vida sus necesidades alimentarias cambian y muchas veces dejan de comer porque les deja de interesar la comida o ya no tiene los nutrientes necesarios. Asegúrate de darle el alimento a tu perrito que ayude a su etapa de vida.


5. Vacunación reciente

Afortunadamente, las vacunas para perro están disponibles para muchas enfermedades graves. Aunque estas inyecciones han salvado la vida de millones de perros en los últimos 100 años, a veces tienen efectos secundarios. La mayoría de estos son menores y breves, incluyendo una pérdida temporal de apetito en perros. Asegúrate de consultar a tu veterinario acerca de estos efectos.


6.Viajes y ambiente desconocido

Si el apetito de tu peludo estaba bien hasta que fueron a un viaje con él o se cambio a una nueva ubicación, puede ser que su perro no va a comer debido los alrededores desconocidos. Algunos animales pueden tener mareo y otros se ponen nerviosos o incómodos en lugares nuevos. Recuerda mantener su espacio tranquilo y personal, es decir llevar sus cobijas, camas y juguetes cuando viaja.


7. Problemas de preparación o comportamiento

Algunos perros son sólo exigentes en cuanto a su alimentación, o sus pocas ganas de comer pueden ser causadas por alimentarlos en situaciones donde no están cómodos, como alrededor de un perro agresivo o de un plato en una altura incómoda. Puedes utilizar platos ajustables, que ayudan especialmente a perros altos brindar alimentos a su altura. De la misma manera puedes utilizar aderezos de sabores que ya sabes que le gustan.

8.Alimentación adecuada

El alimento adecuado es importante para solventar el problema de falta de apetito. Un alimento natural, desarrollado por nutricionistas veterinarinarios, sin aditivos y de excelente aroma y sabor como CookiesWil de seguro hará que tu perro limpie el plato de comida con la lengua. ¿Que esperas? encuéntralo en www.kachorro.cl


 ¿Qué hacer cuando tu perro no come?

Antes de diagnosticar personalmente a tu perrito asegúrate de consultar al veterinario. El veterinario puede recomendar una dieta de prescripción para satisfacer las necesidades nutricionales de tu peludo. Aparte el veterinario puede recomendarte un estimulante del apetito, mezclar croquetas con comida enlatada, utilizar aderezos para darle sabor al alimento o cuidar en especial sus dientes. La pérdida de apetito es un problema de conducta causado por la falta de preparación, una enfermedad, o una molestia a la hora de comer, así que asegúrate siempre de cuidar a tu amigo peludo.



 Fuente: http://blog.doggiedoor.com.mx/