10 cosas que no debes hacer a tu perro Publicado el 04/07/2017


Muchas veces por falta de conocimiento, e incluso con las mejores intensiones, podemos hacerle mal a nuestra mascota. Si quieres ofrecerle todo lo que necesita y ser el mejor dueño del mundo, te recomendamos que leas el siguiente artículo donde te contamos qué cosas no debes hacer si respetas a tu perro.


¿Qué evitar hacer a tu perro?

Nadie puede negar que hay una relación muy especial entre los canes y sus dueños. Desde el primer contacto hasta el último suspiro los caninos se convierten en nuestros mejores amigos y nos ofrecen su amor incondicional. En ocasiones las personas no sabemos cómo retribuir ese cariño y actuamos pensando en su bienestar… Aunque esas conductas puedan ser dañinas para el animal. Presta atención a estos hábitos que pueden ocasionar más problemas que beneficios en los peludos y no las pongas en práctica si respetas a tu perro:


1. Vestirlo como persona

La humanización de las mascotas es algo cada vez más frecuente. Encontramos tiendas donde se venden atuendos (incluyendo zapatos, sombreros y pañuelos) para perros. Ponerle un suéter cuando hace frío está bien hasta cierto punto, pero disfrazarlo no es de buen dueño. El animal se siente incómodo y muchas veces “prisionero” de esa ropa. Y ponerlo en ridículo daña su salud emocional.

2. Besarle
Los estudios afirman que besar a tu perro puede causar enfermedades a ambos, ya que cada especie tiene bacterias “especiales” que se traspasan con esta demostración de afecto. Si quieres mostrarle que lo quieres, busca otra manera.

3. Creer que no tiene sentimientos
Aunque no hable tu mismo idioma, no significa que no siente. Las investigaciones han demostrado que los canes experimentan emociones tal y como sucede con los humanos. Así es ya que pueden sentir amor, frustración, enojo, vergüenza, celos y mucho más. Y como si no fuese suficiente, los perros leen las emociones de sus dueños basándose en las expresiones faciales. ¡Ellos entienden lo que te sucede!

4. Pegarle
Se cree que es una forma de educarle y de que respete a la autoridad del humano. Sin embargo, un golpe, por más leve que sea, daña la relación que puedes tener con tu mascota y lleva a una comunicación insana. Además, si le pegas estarás fomentando la agresividad y el resentimiento.

5. Obligarle a socializar

Es verdad que las mascotas cambian su temperamento cuando están en contacto con otros de su especie (o de cualquier otra), pero eso sucede al ser cachorros. Ya a cierta edad, si no ha sido socializado, es muy difícil que le guste la idea. Si en el parque lo notas nervioso o asustado por ver perros a su alrededor, no lo obligues a que se relacione con ellos.

6. Llevarle a todos lados
Aunque no quieras dejarle solo en casa y creas que así el animal lo pasará de maravilla, lo cierto es que muchos sitios no son aptos para mascotas. Y no nos referimos a los restaurantes u hoteles que no permiten su ingreso, sino a ambientes donde el perro no estará a su gusto. Por ejemplo al bosque, a la playa o a la montaña.

7. Alimentarlo incorrectamente
El can tiene un sistema digestivo diferente al tuyo. Eso debes saberlo muy bien. Por lo tanto hay alimentos que no puede procesar bien y su ingesta podría provocarle inflamación, intoxicación e incluso la muerte. No le des chocolate, grasas, salsas ni condimentos. Respeta su dieta y ofrécele sólo comida para perros (o apta para ellos).

8. Dejarle atado
Las cadenas no sólo ocasionan heridas en el cuello y lo privan de movimientos, sino que además pueden enfermar a tu perro si está mucho tiempo a la intemperie (sin guarecerse de la lluvia, el viento, la nieve, el sol o el frío). Además, encadenar a un animal cambia mucho su temperamento y carácter, al igual que cuando se lo golpea.

9. Educarle con violencia
Las mascotas no entienden los gritos o golpes, sino el cariño y mucha paciencia. Ten en cuenta que un perro tiene la inteligencia de un niño pequeño y necesita tiempo para aprender. Ofrécele confianza y recompensas y verás cómo mejora día a día.

10. Dejarlo en el coche
Si vas al supermercado, al banco o a cualquier sitio donde el perro no es aceptado… mejor déjalo en casa antes que encerrarlo en el coche. Aunque sólo sea por 5 minutos, el animal estará expuesto a la falta de aire, las altas temperaturas y un gran estrés. Pon en práctica todo esto si realmente respetas a tu perro.


Fuente: https://misanimales.com/